Centralita virtual de Movistar vs centralita virtual de Zadarma

El mercado de las centralitas virtuales es muy dinámico, tanto que empresas como las grandes operadoras tienen también sus ofertas. Y lo cierto es que muchos pueden pensar que es una gran idea el contar con la centralita virtual de su proveedor de Internet y telefonía, pero, como vamos a ver a continuación, no se trata ni de la opción más económica ni la que ofrece las mejores prestaciones.

En concreto, en esta comparativa, vamos a enfrentar la oferta de centralita virtual de Zadarma frente a la de un, aparente, gigante como Movistar.

¿Qué ofrece la centralita virtual de Movistar vs Zadarma?

No hay que olvidar que, al fin y al cabo, a una operadora lo que le interesa es vender líneas y, no tanto, servicios. En ese sentido, la centralita virtual de Movistar sólo se puede disfrutar si se tiene contratada una tarifa Fusión Empresa. Es posible pensar que, bueno, me lo dan gratis con la línea de empresa pero… ¿y si queremos cambiar de operador? Perderemos el servicio instantáneamente y una empresa no se puede permitir, actualmente, quedarse sin un servicio tan clave como la centralita virtual ni un minuto.

Entrando en el configurador de Movistar, una de las necesidades que, por otra parte, no es, ni por asomo, obligatoria con Zadarma, es que tenemos que contratar una línea fija de teléfono por 16 euros (y una línea a este precio para cada usuario). En nuestra oferta de centralita virtual, sólo es necesario una conexión a Internet y ya podemos disponer de tantos números de teléfono virtuales para recibir llamadas como se deseen.

Contando la línea fija y la obligación de contratar una línea móvil – que por otra parte, nos obligan a coger una Tarifa 30 que cuesta 19 euros y no podemos contratar una Tarifa 10 o Tarifa 20 para la primera línea, sólo para las adicionales -, el coste inicial en Movistar es de 99 euros más impuestos.

En el caso de Zadarma, la centralita virtual es gratuita, siempre que recarguemos la cuenta cada tres meses con cualquier importe (en caso contrario, son 4 euros al mes). Además, se pueden añadir tarifas que van de 0 euros – sin franquicia de minutos para llamadas salientes y con pago por minuto – pasando por 18 euros (2000 minutos) hasta un máximo de 36 euros (4000 minutos).

Si bien es cierto que Movistar ofrece 1.500 minutos para llamadas internacionales, fijos y móviles, hay que recordar que hay que pagar 16 euros por cada puesto/usuario, cosa que en el caso de Zadarma está incluido con 30, 50 o 100 extensiones, según cada tarifa.

Movistar promete, sobre el papel, una centralita virtual en la nube, aunque no se dan detalles de sus servicios o de las características para poder utilizarlas, si cuenta con una app para móviles o no. Lo único que se indica es que se cuenta con locuciones personalizadas y colas de espera, grupos de salto y captura para no perder llamadas y multiconferencia.

En realidad, todo pasa por recibir una visita de un comercial y por la contratación de, mínimo, línea móvil y fija. Instalar la centralita virtual de Zadarma son, literalmente, 5 minutos y se puede hacer todo desde la propia página web, sin permanencia alguna y con una larga lista de servicios, además de los que menciona Movistar, como menú de voz, grabación de conversación, reenvío condicional e incondicional de llamadas, música en espera, recepción de faxes, integración mediante API con otros servicios, correo de voz, datos estadísticos o autocalendario para contestador, entre otras.

Resumen, conclusiones y opinión

Recapitulando: Movistar ofrece su servicio de centralita virtual gratis, siempre que seamos su cliente, tanto de fibra como de fijo y móvil. No se facilitan los servicios completos que ofrece la PBX sin la visita de un comercial, y tampoco se explica cómo podría integrarse con la operativa de la empresa fácilmente. Además, en cuanto dejemos de ser cliente Movistar, nos quedamos también sin centralita virtual.

Por su parte, un servicio independiente como Zadarma, sólo exige la recarga de la cuenta cada tres meses o, en caso contrario, de un coste de 4 euros al mes. Además, se le pueden añadir diferentes paquetes de tarifas que van de 0 a 36 euros, dependiendo de las necesidades de minutos de llamadas salientes (de 0 a 4.000 minutos), extensiones (de 30 a 100) y números virtuales (de cero a 5). Por cierto, el servicio de números virtuales, que nos permite tener un número fijo en diferentes países para que los clientes se comuniquen con nosotros con una llamada local, no existe en el caso de Movistar y tampoco se explica su integración con los sistemas CRM de la empresa, si existe algún tipo de app para móviles – como sí ocurre con Zadarma – o las condiciones para el uso en movilidad de la centralita en la nube.