extensión de la centralita

Cuándo llamamos a una empresa nos suele salir una locución que nos dice “Si sabe la extensión, márquela”. Y si la sabemos, no deja de ser un fastidio tener que hablar primero con una máquina para llegar a contactar con esa persona. Aunque es algo que no es muy conocido, lo cierto es que es posible llamar directamente a una extensión de una empresa saltándonos todos los pasos intermedios.

Pero no sólo os vamos a desvelar como marcar el número directo de una extensión en una empresa, sino que también descubriremos cómo podéis guardarlo en la agenda de vuestro móvil para llamar directamente a esa persona en el futuro. Aunque, antes de nada, expliquemos un poco lo que son las extensiones de teléfono.

¿Qué es una extensión de teléfono?

Habitualmente, las empresas tienen un único número de teléfono, pero si todos los empleados lo comparten, sonarían todos al mismo tiempo. Es por ello que tanto las operadoras como los servicios de centralita virtual ofrecen la posibilidad de asignar extensiones a ese número principal o lo que se llama Direct Inward Dialing.

Sin entrar en muchos aspectos técnicos, una extensión de teléfono viene a ser un rango de números asociados a un número principal que permiten que una llamada a una centralita sea dirigida a un usuario de la empresa sin que cada uno tenga que tener una línea de teléfono independiente con una numeración propia.

¿Cuántas extensiones puede tener un número de teléfono?

Actualmente, con la tecnología IP, es virtualmente infinito el número de extensiones que se pueden asignar a cada número. Por ejemplo, en el caso de Zadarma, los diferentes paquetes de tarifas permiten tener desde 30 a 100 extensiones de la centralita virtual.

Cómo marcar la extensión de un teléfono

Primero tenemos que abrir la que es la aplicación más olvidada en un teléfono, paradójicamente, la del marcador de números. En ella escribimos el número de la oficina a la que queremos llamar y, aquí es donde está el secreto, dejamos pulsada la tecla de la “almohadilla” (#), el mismo símbolo que usamos para poner los hashtag de Twitter.

pulsa la tecla de la almohadilla

Para los más curiosos, os habréis fijado que bajo esta tecla hay un paréntesis que pone “(w)”, el significado no es otro que “Wait”, espera, y al dejar pulsado el símbolo nos añadirá un punto y coma al número que acabamos de escribir. Ya tenemos el trabajo casi terminado, pues sólo nos quedará poner los dígitos de la extensión de teléfono a la que queremos llamar para ponernos en contacto con esa persona sin pasar por la centralita de la empresa.

Cómo guardar el número directo de una extensión en la agenda de contactos

Aunque el método antes mencionado no es complicado, es mucho más práctico si queremos llamar asiduamente, por ejemplo, a nuestra pareja a su extensión sin tener que pedir a la recepcionista que nos pase con ese número.

Para guardar el número directo de una extensión de teléfono en el contacto de nuestra agenda el camino a seguir es similar tanto en Android como iPhone. En primer lugar, creamos o editamos el contacto en el que queremos añadir el número directo de esa persona. Una vez hemos escrito el número, buscamos la tecla en la esquina inferior izquierda en la que aparece tanto el asterisco (*) como la almohadilla (#) – los que tengáis un iPhone también veréis el símbolo (+) -.

tecla asterisco o de la espera

Pulsamos esa tecla y nos aparecerán varias opciones en el teclado que antes no estaban, la que nos interesa es la que dice “Espera”. Una vez lo pulsamos nos añade el punto y coma antes mencionado y ya podemos añadir al número que antes habíamos introducido la extensión a la que llamaremos cuando queramos hablar con ese contacto.